Whisky Japonés

Tomando el relevo de la cultura escocesa


Si hablamos de bebidas alcohólicas y de Japón, ese país colorido lleno de fantasía, seguramente te venga a la mente su bebida más icónica, el sake, ¿verdad?. No obstante, también fabrican whisky. En sus comienzos se popularizó únicamente dentro de sus fronteras, pero se está expandiendo en el mercado internacional.

📜 Algo de historia

En el siglo XVII Japón se aisló del resto del mundo. El gobierno quería limitar la influencia cultural y religiosa de los comerciantes europeos y siguieron con la misma política durante dos siglos. Hasta que un marinero, Matthew C.Perry, forzó a Japón a abrir su comercio amenazando su costa con diez barcos y cientos de hombres armados.

Los japoneses se dieron cuenta que estaban atrasados tecnológicamente comparados con occidente. Una de las cosas que más les sedujo fue el whisky americano e intentaron recrear su sabor sin éxito.

Taketsuru y Torii

En 1918 mandaron a Escocia a Masataka Taketsuru, un joven químico de una familia productora de sake. Allí aprendió los pasos para la elaboración del whisky. Al volver, fundó con el farmacéutico Shinjiro Torii una destilería en Yamazaki.

Con el tiempo, el dúo se separó, formando sus respectivas destilerías. A día de hoy, ambas siguen compitiendo en el mercado del whisky japonés: Nikka y Suntory

🌳 ¿Qué hace que el whisky japonés sea especial?

Con este pedazo de la historia de Japón, es comprensible que el whisky japonés esté fuertemente influenciado del escocés. Si los comparamos, el destilado nipón es más ligero. Su arma secreta es el roble mizunara. Se trata de un tipo de madera de primera calidad que se usa para fabricar muebles elegantes. El árbol de mizunara debe tener al menos 200 años antes de convertirse en barril.

Cuando el whisky madura solo un par de años en estos barriles de mizunara el whisky se vuelve intenso y con un desagradable sabor a leña. Pero envejeciendo el whisky dos décadas, esta madera no tiene nada que envidiar al roble europeo.

📈 Popularización de la bebida

Durante la segunda guerra mundial el whisky japonés se convirtió en un éxito nacional. Cuando Japón fue ocupada por estadounidenses y británicos, ellos también se enamoraron de la bebida local. Tras la marcha de las fuerzas aliadas, el whisky dio paso a bebidas más occidentales como el vino, el vodka o la cerveza.

Japón creció económicamente en los 80 y el whisky volvió a ser el rey. La demanda se disparó y un japonés bebía de media tres litros de whisky al año.

👬 Los dos Murrays

Dos acontecimientos a partir del 2000 impulsaron aún más el whisky japonés. Y curiosamente fueron impulsados por personas de idéntico apellido:

  • Cuando Bill Murray bebía el whisky Suntory en la película «Lost In Translation», éxito de taquilla mundial, del 2003.
  • Jim Murray, famoso crítico de whisky, declaró el Suntory Yamazaki Sherry Cask como el mejor whisky del año en el 2015

Lo que en su día fue una imitación del whisky escocés hoy es un serio competidor en el mercado internacional del whisky.

Top 7 Whiskys Japoneses que puedes beber ahora mismo

Muchos consumidores tienen claro que sí vale la pena el whisky japonés.

Es muy diferente del escocés de malta, su pariente más cercano. Desde que la demanda de este alcohol estallara fuera de Japón, algunas destilerías como Suntory lanzan mezclas de whiskys sin añejar para cumplir con la demanda, es por eso que muchas botellas no tienen declaración de edad en la etiqueta.

Algunas marcas niponas embotellan whisky destilado a partir de arroz y no de grano (tranquilo, ninguno de esta lista), así que hay que echar un ojo a lo que se compra, pues las regulaciones orientales de lo que se puede embotellar como whisky son más laxas que las escocesas por ejemplo. Un productor puede comprar whisky en otros países, mezclarlo y embotellarlo en Japón y ponerle la etiqueta de whisky japonés. Esto no significa que vaya a ser malo, pero hay que saber qué se compra para no llevarnos a engaño.

Ten en cuenta qué tipo de whisky te gusta y compra en consecuencia. Si te gusta el bourbon o el whisky de maíz, entonces Nikka Coffey Grain es el tuyo. Y un buen whisky de mezcla es el Suntory Hibiki, muy popular.

Aquí tienes una lista de siete whiskys japoneses que deberías probar 👇

Yamazaki Distillers Reserve

whisky yamazaki

El whisky Yamazaki es un producto de Suntory y la primera opción a considerar si buscas un whisky de malta japonés. Su destilería es la más antigua de Japón.

Una apariencia dorada y un aroma afrutado con toques de melocotón, piña y pomelo es su carta de presentación. Su sabor es interesante, con toques de coco, arándanos, mantequilla y jengibre.

✔️ Buen aroma
✔️ Gran calidad
✔️ Precio competitivo
✔️ Gran sabor

Hibiki Suntory

Este whisky, Hibiki Suntory es una mezcla de malta y grano. Su color ámbar recuerda a la típica botella de whisky que todo el mundo identifica. Despide aromas a rosa, romero y madera.

La dulzura de su sabor recuerda al chocolate blanco y a la cáscara de naranja. También al roble mizunara, pues envejece en barriles de esta madera.

✔️ Buen aroma
✔️ Precio competitivo
✔️ Gran sabor
❌ Bajo contenido en alcohol

Suntory Toki

El Santory Toki puede ser una buena introducción a los whiskys japoneses. Es de color oro pálido y más ligero que la mayoría que los whiskys americanos.

Emite aromas de albahaca, manzana verde y miel. Tiene cierto sabor dulce pero también picante, con toques de vainilla, pimienta blanca y jengibre. Es uno de los destilados más económicos de la lista también.

✔️ Buen aroma
❌ Poco cuerpo
✔️ Acabado suave
❌ No está hecho para beber solo

Togouchi

El whisky Togouchi se obtiene de la mezcla del americano y el escocés. Tiene un color claro con aroma a turba, nueces, maíz y miel.

Tiene un sabor suave y dulce y el regusto en paladar de turba, lo que a algunos le puede recordar a whisky escocés.

✔️ Savor suave
✔️ Buen precio
✔️ Aroma a turba
❌ No tiene mucha identidad

Nikka Coffey Grain

Nikka Coffey Grain debe su nombre al alambique usado para hacer este whisky de grano. Debido a que la mezcla es mayoritariamente de maíz (sobre el 95%) es más parecido a un bourbon que a un whisky escocés tradicional. Eso sí, no está envejecido en barril de roble blanco.

Sus aromas son dulces, con notas de roble, caramelo, vainilla y fruta. En la boca deja una sensación cremosa. Es más ligero que el bourbon y puede beberse solo o en cócteles.

✔️ Buen sabor
✔️ Buen precio
✔️ Fácil de encontrar
❌ Algo flojo en su acabado

Hakusu Single Malt

Producido en la destilería de Hakusu, el whisky es envejecido en roble americano y roble español en que se envejeció anteriormente jerez. Tiene un aroma afrutado a manzana verde y pomelo.

La producción de este destilado es limitada puesto que Suntory interrumpió su producción en el 2018 por un tiempo. Esto hace que las unidades que hay en el mercado sean menos económicas que otras opciones.

✔️ Buen sabor
❌ Elevado precio
✔️ Suave al paladar
❌ Unidades limitadas

Kurayoshi 12 años

El Kurayoshi es un destilado al que acompaña cierta controversia, pues parte de la malta con la que se hace proviene de Escocia. No obstante, tiene un gran cuerpo y sabor. Huele a cítricos como la mandarina y también a melón. En el paladar se aprecian notas suaves de miel y nueces malteadas.

Hay quien reniega de él por no estar fabricado en su totalidad en Japón, pero es un buen whisky con un buen acabado en boca.

✔️ Buen color
✔️ Interesante sabor
✔️ Buenos aromas
❌ Su origen es controvertido
(Votos: 1 Promedio: 5)